El Criticón De Cine: Crítica: Brick

El Criticón De Cine

Otra forma de ver el cine...

Crítica: Brick

Crítica no convencional para películas no convencionales


De vez en cuando, uno se plantea qué tipo de cine ve. Lo más probable es que, o bien sea comercial (aunque muchas veces se suele confundir con convencional) o bien 'el del entendido'. No soy yo quien vaya a meterse con la manera personal que cada uno tenga de ver cine. Pero después de haber(me) dado una oportunidad con Brick, creo que esta pequeña introducción tiene bastante que ver.

Brick es una película poco convencional. De estas que pretenden (sobre todo pretenden) no ser sólo una película. Y esto está muy bien...hasta cierto punto. Brendan es un estudiante bastante atípico (él y su entorno) que recibe una inesperada llamada de su ex novia, Emily, de la que no sabe prácticamente nada. Pero nosotros sí sabemos que está muerta. De esta manera, el film nos muestra dicho resultado en su primera escena, para volver dos días atrás, contar ¿todo? lo ocurrido y las consecuencias finales. Pinta bien, ¿no? A mí también.

Pero resulta que, partiendo de esta premisa, la cosa no termina de marchar. Y uno lo sabe cuando ya van diez minutos de cinta: todo está lleno de buenos propósitos, y quizás sea eso lo que le hace seguir viendo el resto del (algo excesivo) metraje. Pero no marcha. O quizás marche con esa ligera sensación de mosqueo permanente. En mi caso, lo tengo claro: la causa de ese run-rún de mi cerebro era ver demasiados elementos 'para entendidos', con un ritmo no demasiado definido e insuficientemente aclaratorio: un 'halo de posmodernismo' que no me termina de cuajar.

Me gusta que de vez en cuando salga un chorro de aire fresco que impida que el aire se vicie demasiado en esto del cine: ¿cuántas veces has dicho: '¡andá, qué típico!, y te has quejado de algo así cuando ves una película? Probablemente esto no te pase con Brick. Pero también es probable que te deje algo indiferente, a no ser que seas un entendido o quieras serlo (aunque en éste último caso, dentro de tí sabrás que definitivamente no es así). Eso sí, no me gustaría que quedase la idea de que la película es mala. Porque no lo es. En absoluto. Tiene sus virtudes (originalidad, enfoque distinto), pero quizás no sean suficientes como para que ese 'run-rún' siga sonando. Además, las interpretaciones pueden resultar del agrado de muchos, aunque no pasen del simple 'cumplir'.

En definitiva, el debut de Rian Johnson en el cine resulta prometedor. Quizás haya sido demasiado pretencioso a la hora de ser 'diferente' o alternativo; o no ha sabido introducirnos en la historia de la manera más adecuada. Si lo que se ha de premiar son las ideas, entonces bravo. Sólo espero que, con algo más de experiencia, este director (que también es guionista del film) nos depare buenas películas. Confio en ello, porque talento es indudable que tiene...


Lo mejor: buenas ideas, talento en la dirección...
Lo peor: demasiado moderno o alternativo
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3 Comments:

At 11:21 a. m., Anonymous Anónimo said...

¿Y "eso" está en los cines?

 
At 1:20 a. m., Blogger El Criticón said...

En Madrid sólo queda en tres cines...

 
At 8:47 a. m., Blogger ojo de buey said...

Hola a todos. Un saludo desde OjO de buey. Brick es una película no tan interesante como los aficionados a lo independiente sospechan. De hecho, Johnson no ha tardado en firmar su próximo proyecto con un reparto no tan desconocido y con un presupuesto pensado para un éxito comercial seguro.

Aquí os dejo un extracto de mi aportación crítica a esta sugerente pero pequeña, muy pequeña, película:

"Brick (en referencia a los ladrillos de heroína que fabrica The Pin) nos inspira el recuerdo de la evolución del género negro (y del hard-boiled asiático, con sus pandillas urbanas) que intenta siempre con esfuerzo reinventarse en fórmulas más o menos acertadas pero que sin remisión nos devuelven a sus fuentes, haciéndonos resoplar: ¡otra vez será!, ¡pues bueno! o ¡a mí me gustó más las de Bogart o Tarantino! Y es que –según dicen los promotores y los admiradores del cine llamado independiente- el mayor acierto de esta obra prima del joven realizador Rian Johnson reside en haber situado un género pensado para personajes adultos en un contexto de adolescentes californianos jugando a ser terribles mafiosos, chicas fatales o astutos detectives."

Podéis seguir leyendo aquí:

http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/05/brick.html

 

Publicar un comentario