El Criticón De Cine: Por qué digo SÍ a los Yelmo

El Criticón De Cine

Otra forma de ver el cine...

Por qué digo SÍ a los Yelmo


El desembarco de Yelmo Cineplex en las principales ciudades españolas ha sido demoledor. Y no es para menos: ¿cuántos cines han cerrado sus puertas al ver como la inmensa mayoría de espectadores acudían en masa a las nuevas salas comerciales? Seguro que cualquiera de vosotros conoce más de un caso...

¿Es injusto que esto ocurra? ¿que basándose en el dinero, estos cines se coloquen en lugares privilegiados (centros comerciales principalmente), pongan 10 salas de lo más espaciosas, cómodas y agradables? ¿que por ello desaparezcan los cines pequeños 'de toda la vida'? Muchos dirán que no se puede perder el encanto, que es una pena...y lo entiendo. Pero yo me voy a un Yelmo siempre que puedo. Y aunque podría enfocar esto de otra manera, prefiero resumirlo poniendo como ejemplo una experiencia reciente.

Hace dos semanas fui al cine a ver 'El viento que agita la cebada' a los Cines Renoir Princesa de Madrid. Compro mi entrada, bajo a la planta de acceso a las salas y mientras espero, puedo ojear una revista propia del cine, o ver una exposición de cámaras cinematográficas de todo el siglo XX. Genial, ¿no? Pues sí, pero...el caso es que la película era en V.O.S. Al entrar a la sala, me doy cuenta de lo que me espera: el cabezón de turno del de delante. ¿Cómo puedo leer los subtítulos si la diferencia de altura entre mi butaca y la de la fila de delante es prácticamente inexistente? ¿Cómo voy a ver parte de la pantalla si la cabeza del espectador de turno sentado delante de mí está tapandomela?

Independientemente de esta chorrada que acabo de comentar, sé que muchos diréis que esto es quejarse por quejar, pero básicamente, lo que pretendía era ver cuál es vuestra opinión al respecto (del cabezón no, de los Yelmo, Cinebox, Cinesa, etc.) Creo que una de las razones por las que estos 'gigantes' se llevan los ingresos es por tener salas realmente espaciosas, confortables...y con pantallas en las que puedes disfrutar del sonido y diferenciar los colores, no sólo los del arcoiris.

Y no me entendáis mal. A mí me gusta también ir a cines pequeños. Y lo hago con todo el gusto y sin que me salgan ronchas. Eso sí, ya que pago el desorbitado precio de la entrada, quiero DISFRUTAR de la película...y eso implica ausencia de cabezas, patadas en la butaca y pantallas. decentes.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

13 Comments:

At 11:36 a. m., Anonymous espinete said...

Totalmente de acuerdo contigo.

El hecho de que sea injusto que los cines "de toda la vida" cierren no es motivo para no ir a un Yelmo o similares. Es la simple ley de oferta-demanda. Lo mismo ocurre con las macro-tiendas, centros comerciales, etc... ¿Injusto? Sí, vale. Pero aquí se trata de convertir el cine en una experiencia diferente. De sentarte durante 2 horas en una butaca relajada, con un buen respaldo, limpia, sin malos olores, con una pantalla espectacular, con un sonido realmente "envolvente"...

Hay quien dice que da igual donde veas la película. Al fin y al cabo, la película es la misma.
Discrepo. No es lo mismo.

En fin, puede que la entrada sea más cara, pero lo merece. Tal vez no como para ir al cine 2 veces a la semana, pero sí para ver películas que realmente merecen la pena ver en cines como éstos.

 
At 11:04 a. m., Anonymous Jakeline te quiero said...

Totalmente de acuerdo con la comfortabilidad de las salas del Yelmo es superior al resto.
Yo no voy al Yelmo por la sencilla razón de que paso de ver las películas del imperio y dos o tres españolitas d vez en cuando.
Yelomo contra Renoir:
Comodidad 100 veces mejor Yelmo
Calidad Cartelera: 1000000 veces mejor Renoir.
La mayoría de la gente que va a al Yelmo va a entretenerse, a pasar el rato, a inflarse de palomitas.
Los que van al Renoir nos gusta el cine de verdad.

 
At 11:17 a. m., Anonymous Puertos de resentimiento said...

¿En que cine hay malos olores? Pa yo enterarme...
Respondeme espinete

 
At 11:20 a. m., Anonymous Laberinto sin final said...

Abomino de todo lo grande

 
At 11:32 a. m., Anonymous Navegando en tu boca said...

Y estaba llena la sala? No podías cambiarte de sitio?

 
At 12:15 p. m., Anonymous Pepe Jeans said...

En las ciudades donde no hay renoir ya solo les queda el DVD para ver buen cine, pobrewcillos

 
At 12:16 p. m., Anonymous Yo no voy a Yelmo ni Cinebox ni Cinesa said...

Queda un regusto a ciudades de la especulación y no a ciudades "culturales" como propugnan los políticos en el poder. En el debate de la excepción cultural, quedo definitivamente a favor de ella: a partir de ahora ya no puedo elegir las películas que quiero, tengo que esperar a que lleguen al alquiler por Internet.

 
At 12:19 p. m., Anonymous MalagueÑo MEL said...

Probablemente muchos de ustedes no lo sepan, pero en Málaga (España) han cerrado dos de sus cines emblemáticos: el Victoria y el Astoria. Este cierre va a tener un efecto demoledor ya que en los últimos años el Victoria y el Astoria habían apostado por una programación alternativa al cine más comercial. Así podíamos disfrutar en ellos de películas independientes, españolas, cine europeo, asiático e iberoamericano. Todos los amantes de este tipo de cine en Málaga quedamos a expensas del cine Albeniz y del Alameda, que de seguir la tendencia en la ciudad, es posible que no duren muchos años. ¿Qué nos queda a los cinéfilos de gustos minoritarios? Nos pese lo que nos pese, parece que el futuro para poder disfrutar de este tipo de cine es el alquiler de DVD por Internet, quizás al estilo Tivo y Netflix.

Desde un punto de vista únicamente económico, a los nuevos cines les interesa proyectar películas con mayor tirón comercial que llene las salas. Filmes como "Whiskey" o "Contra la pared" no se estenan en Málaga porque llenan menos una sala que "Alien Vs Pedrator" o "Pocholo y Borjamari". En los videoclubs sucede algo parecido, llegando apenas una copia de los títulos más independientes, eso si hay suerte. Tanto en las salas como en los videoclubs los recursos son limitados y hay que elegir entre unas películas y otras, optando el empresariado por las que les produce mayor productividad.

Dejando de lado que en muchas ocasiones es el marketing quien influye más decisivamente en las taquillas, sí que existe un amplio público para otras propuestas cinematográficas. Un servicio de venta o alquiler-descarga por Internet no está ligado a una zona geográfica como sí lo está un cine y por tanto no precisa que los espectadores de una determinada película tengan que estar localizados en una ciudad para hacer rentable su explotación comercial. Dicho en otras palabras, Internet rompe la barrera física que hace necesario que el público esté concentrado y además sirve como medio de difusión mucho más efectivo. Volviendo a Nerflix, han articulado una red social, con lo que el marketing de cada film lo hacen sus espectadores, prestando un altavoz al tradicional boca a boca.

 
At 12:21 p. m., Anonymous León Trotski said...

es una desgracia, puto cpitalismo salvaje!

 
At 12:25 p. m., Anonymous Enrique ,no me voy a echar atrás said...

http://www.elpais.es/articulo/madrid/cines/capital/han/cerrado/cambio/norma/urbanistica/hace/ano/elpepiautmad/20060417elpmad_2/Tes/

puta especulación hay que pararlo.
Esperanza, Gallardón mereceis la muerte, yo me encargaré.

 
At 12:26 p. m., Anonymous VIVA LOS RENOIR said...

VIVAN LOS RENOIR!

 
At 2:33 p. m., Blogger El Criticón said...

Por partes:

A mi no me gusta lo grande, pero SÍ lo comodo. Y sí, la sala estaba llena y no podía cambiarme de sitio...

Me gustan los Renoir, pero sorbe todas las cosas me gustan los cines donde puedo estar a gusto, sin basura, con una pantalla decente y sin cabezas de por medio. Y eso me lo da un Yelmo siempre. Tiene sus cosas malas, sí, pero en general, valoro más el disfrute de la película que lo demás.

Y respecto a que es una desgracia, o que es cuestión de capitalismo...me metería en temas políticos, pero no en este blog, asi que agradecería que se hablara de cine, y NO de ciertas amenazas carentes de sentido. Esto pasa por dejar publicar comentarios sin moderación.

¿Mejor cartelera los Renoir que los Yelmo? No te digo que no, pero sigo reafirmándome: entre la MISMA película en un Yelmo o en otro cine...por lo general, me quedo con el Yelmo (sin ningún desprestigio por los Renoir)

 
At 2:46 p. m., Anonymous espinete said...

Para "Puertos de resentimiento"...

1) Este Blog está para opinar, dando "opiniones", no escribiendo una simple frase esperando a que alguien conteste.

2) ¿Nunca has ido a una sala de cine que huela mal? Lo dudo mucho. ¿O alguna que esté sucia?

No sé realmente qué esperas que te responda. ¿En qué cine hay malos olores? Pues en muchos. ¿Importa realmente si te digo el nombre? ¿Acaso vas a venir a mi provincia para enterarte de qué cine es?

Los hay, y punto. Si has tenido la suerte de que en ninguno de los cines donde vas haya malos olores, pues perfecto.

Y cuando digo que huele mal, me refiero a que huele a humedad, o a que el suelo tiene chicles pegados desde hace años, o palomitas de la sesión anterior, etc...
Y ésto me ha pasado tanto en Madrid como en muchos otros sitios.

 

Publicar un comentario